De vuelta…

Estoy de vuelta en Chile, y como no, escribiendo inmediatamente en mi blog.

Después de una luna de miel muy especial en Brasil, estoy en mi bitácora para escribir sobre un acontecimiento muy especial que viví por tierras cariocas (Río Janeíro), y que desde yá les aviso que no tiene nada que ver con los tópicos de los cuales hablo en todos mis post (informática y Música) en este blog, pero como siento una necesidad imperiosa de contar, me tomaré esa libertad.

Cuando llegué al aeropuerto de Río de Janeíro, del cual inmediatamente emprendí junto a mi esposa el viaje a Búzios, comencé a ver en el camino toda la pobreza de las favelas. Se me hizo interminable esa vista, que sumada al cansancio originado por 5 horas de vuelo y 3 restante en bus en dirección a Búzios, propició una percepción pésima de Río. Pero el último día en Brasil todo cambio, me dí el gusto de pasar nuevamente por esa ciudad, y conocer la otra cara de esa inmensa metrópolis. Realmente quedé muy impresionado. Es un interesante lugar, que se debe conocer mínimo en una semana. Algunos puntos llamativos de ella: Hermosa Foresta, hermosas playas, lugares impresionantes que todos conocemos por tours o por las comunicaciones y cosmopolita.

En Río Janeiro, gracias a 2 amigos que conocímos con mi esposa en Búzios, Eduardo, Brasileño, carioca específicamente, y Julio, Uruguayo, que vive hace 10 años en Brasil pudimos conocer hermosos Lugares.

amigosdeBuzio.JPG

El último día tuve la oportunidad de cumplir un sueño, asistir a la catedral del fútbol, al mítico Maracaná. Que lugar más significativo para mí, amante del deporte, y fútbol principalmente. Estuve en la calzada de la fama sacándome algunas fotos que a continuación muestro.

figueroa.JPG

pele_1.JPG

000_0816.JPG

Y cuando emprendía viaje a conocer Ipanema y Copacabana, mi reciente esposa, me instó a asistir a las 18:10 PM de Brasil a un clásico en el estadio. Al denominado clásico de los Millones en Río, el cual enfrentaba a Vasco de Gama y Flamengo. Éste último el cuadro con la hinchada más numerosa del Brasil. Después de no mucho pensar, decidí realmente arriesgarme con mi señora y asistir a un partido al mítico Maracaná. Julio, nuestro amigo Uruguayo, nos acompañó al estadio para comprar las entradas. En ese momento estuvimos preocupados por estar en medio de la hinchada brava de Flamengo, y por cumplir con todas las recomendaciones que nos entregaron. Todo eso originaba una tensa espera. Tratábamos de no hablar, mientras avanzaba la fila, para pasar desapercibidos. Nuestro amigo Uruguayo, quien lleva una buena cantidad de años en brasil, realizó la compra de las entradas facilitándonos enormemente esa labor. Una vez compradas, y después de visitar todos los lugares en Río que aún nos quedaba por conocer, nuestros amigos nos dejaron en el hotel, sin dejar de hacernos varias recomendaciones antes de asistir al partido. El partido, dentro de todos los detalles que tiene un clásico, tenía los ojos en Romario, un crack de muchos años de la selección Brasileña, del Barcelona de España y Flamengo; entre otros equipos que ha jugado. En el encuentro, se esperaba que Romario marcara su gol número 1000, por lo que podrían percibir el momento propicio de mi ansiada visita.

En el hotel, nos dio la hora en que debíamos prepararnos para asistir al estadio, y la adrenalina comenzó a aumentar.

Debo comentarles que en Río – a diferencia de Búzios donde se habla una especie de PortuÑol por la gran cantidad de Uruguayos, Argentinos y Chilenos que hay en ese lugar- , cuesta mucho más comunicarse; eso hizo mucho mas interesante la conversación con el taxista que nos llevó al estadio, el cuál también nos entregaba una serie de recomendaciones. Cuando estábamos próximos al estadio, de forma inesperada para el taxista nos encontrarnos de frente con toda la hinchada o torcida del Flamengo, pronto la preocupación nos invadió, pero él aumentó la velocidad pasando por el medio de todos ellos… uf que momento.

Una vez dentro, recibimos el apoyo de la policía Brasileña para ubicarnos en un sector tranquilo, y así comenzar a disfrutar del momento de estar en el gran y mítico MARACANÁ. A continuación algunas fotos:

boleteria.JPG

maracana1.JPG

maracana2.JPG

El resultado del partido fue: Vasco de Gama 3 Flamengo 0 , Romario marcó el gol 999 y estuvo a punto de marcar su segundo gol en el partido, el ansiado número 1000. Lamentablemente el arquero de Flamengo en los últimos minutos le sacó un remate claro de Gol. Hubiese sido histórico, e impresionante para mí ya que estuve a punto de presenciarlo. En fin, una experiencia increíble, dentro de las muchas que viví en Brasil, la cual pude vivir gracias a la ayuda de 2 muy buenas personas que conocí en esas tierras.

estadiomaracana.JPG

marcadorMARACANA_2.JPG

MARACANA3.JPG

Desde Chile un fuerte abrazo a Eduardo y Julio, muchas gracias por la buena onda y disposición.

Espero que el tiempo nos depare un nuevo encuentro.

Un fuerte abrazo amigos, y un saludo a ustedes, Estoy de vuelta !!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rodrigo Miranda Hablando de Pasiones » Y ahora el Santiago Bernabeu - [...] dejo unas imágenes de mi visita al Santiago Bernabeu. En post anteriores subí foto del Maracaná y el estadio…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *