Cómo puede afectar mi decisión esta noticia.


Estoy en proceso de compra de un notebook, y como siempre lo hago he realizado diferente análisis para llevar a buen puerto esta elección. Pero justo cuando creía haber culminado mi investigación me encuentro con esta noticia que me hace dudar.

Hasta la fecha las características de los portátiles Dell para mí es muy difícil de igualar por otras marcas. Además, si añado la real posibilidad -por su bajo coste- de upgradearlo al equipo original antes de la compra, hablo de aumentar memoria RAM y quizás cambiar el disco duro de un 5400 RPM a 7200 RPM, las características y prestaciones requeridas por mi estarán seguramente cubiertas. Pero que puede ocurrir cuando nos encontramos mucho de nosotros con esta noticia en momentos de realizar la ansiada compra.

El mayor fabricante mundial de ordenadores personales, Dell, retirará las baterías de más de cuatro millones de ordenadores portátiles, de los cuales 2,7 millones fueron vendidos a Estados Unidos y el resto a otros países. Las baterías fabricadas por Sony, incluidas en equipos vendidos por Dell entre el 1 de abril de 2004 y el 18 de julio de 2006, corren riesgo de incendiarse. Otras empresas, como Apple, incluyen baterías de Sony en sus portátiles.

La retirada afecta a los modelos Latitude, Inspiron y Precision, que son los que incluían las baterías de iones de litio de Sony. El coste de dicha decisión podría variar entre 66 y 335 millones de euros, según varios analistas. La empresa japonesa aún no ha tomado ninguna decisión sobre si costeará o no el reemplazo, ya que por el momento el problema sólo ha afectado a equipos de Dell y no a los suministrados con las mismas baterías por otras empresas, como Apple. Sony es uno de los cuatro mayores fabricantes de baterías, junto a Sanyo, Matsushita y Samsung.

Aunque por el momento no ha habido nadie herido por los incendios de equipos de Dell, la empresa ha recibido seis quejas de clientes que han sufrido daños sobre el mobiliario y otras pertenencias. La retirada se produce después de que las fotos de uno de los incendios, producido durante una conferencia en Osaka (Japón), hayan dado la vuelta al mundo a través de la web.

La baterías de ión de litio contienen un líquido altamente inflamable que obliga a una fabricación muy cuidadosa para evitar que terminen incendiándose. Según algunos expertos, la demanda de mayor energía y duración ha llevado a cambios en la fabricación de los mismos que aumenta los riesgos de que se produzca un cortocircuito en su interior que provoque estos problemas. Aunque existen muchos proyectos para sustituir esta tecnología –que es la más empleada no sólo en portátiles sino en otros dispositivos como móviles o reproductores MP3– como baterías de zinc o células de metanol, aún no ha aparecido ninguna que haya convencido a los fabricantes lo suficiente como para sustituir a la tecnología de ión de litio.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *