Continúa la historia Asimo.

La automotriz japonesa Honda anunció el desarrollo de una tecnología que permite usar señales cerebrales para controlar a un robot, con la esperanza de que en el futuro una persona pueda dirigir maquinarias de uso diario desde su mente.

La tecnología, desarrollada por Honda Motor Co. y ATR Computational Neuroscience Laboratories (Laboratorios de Computación y Neurociencia ATR), podría sustituir en el futuro a los teclados y teléfonos celulares, y ayudaría a personas con problemas en la espina dorsal a mover sus extremidades, comentaron los investigadores.

En una videodemostración realizada en la capital japonesa, órdenes cerebrales registradas por un equipo de resonancia magnética como los usados en los hospitales fueron retransmitidas a las manos de un robot.

Una persona en la máquina de resonancia cerraba el puño, luego estiraba sus dedos y finalmente hacía una señal en V. Unos segundos después, el robot repetía los mismos movimientos. Se requerirían más investigaciones para desarrollar movimientos más complejos. El tiempo necesario para toda la investigación no será menor a una decada.

La máquina que lee las órdenes cerebrales también debería volverse más pequeña y ligera, como una gorra que la gente pueda usar sin perder su libertad de movimiento, apuntó Yukiyasu Kamitani, investigador de ATR.

Lo que Honda ha denominado una “máquina de interfaz cerebral” representa una evolución sobre herramientas similares previas, como aquellas que requieren que el cerebro sea intervenido quirúrgicamente para conectarle cables.

Otras opciones, que no requieren cirugía, requerían para funcionar el que las personas sean entrenadas de manera que puedan enviar señales cerebrales, o no eran lo suficientemente precisas en la lectura de dichas señales, destacó Kamitani.

Voceros de Honda precisaron que esta última investigación era importante no sólo en el desarrollo de inteligencia para el robot andante de la compañía, Asimo, sino también en el futuro de la tecnología automotriz.

“Hay mucho potencial en la aplicación automotriz, como por ejemplo en medidas de seguridad”, destacó Tomohiko Kawanabe, presidente de Honda Research Institute Japan Co.

Para ver parte de la historia de Asimo hacer Clic Aquí

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *